Valeria Fabbri: Hacer lo que te gusta

Valeria Fabbri,  joven actriz y dramaturga, con su compañía Me dijo, le dijo, le dije, presenta su Ópera Prima en el Teatro La Capilla, el referente del teatro mexicano independiente y  contemporáneo.

POR JOHANA TRUJILLO A. (@jOtrujilloA) / FOTO ISAEL ALMANZA COLUNGA

valeria-fabbri-web-distrito-teatral
 

Conozco a Valeria desde hace unas semanas, cuando estaba por iniciar temporada de HOY SE MURIÓ MI TORTUGA en el Teatro La Capilla. El título de su obra me parece curioso y genuino, incluso la sinopsis me lleva a “La elegancia del erizo” de Muriel Barbery (que no he terminado de leer). Charlar con ella ya fuera durante uno de sus ensayos en el teatro, por mail o por whatsapp ha sido tan espontáneo y genuino que quiero que la conozcan.

Valeria intenta hacer lo que le gusta. Decir que es actriz, no la define, la acota a una condición laboral. Le encanta este oficio, todo el tiempo se descubre curiosa, encantada, ilusionada, decepcionada, en crecimiento, y contrariamente cada vez más ignorante, ante este universo del teatro. Su vida no gira sólo alrededor del teatro. Hay otros aspectos que son igual de importantes en su vida como ver a su familia, enamorarse o andar en bici.

Tiene varias motivaciones detrás del teatro: trabajar con la tranquilidad de saber que hace lo que le gusta. Esa es valiosa y es motivo de orgullo para ella.Otra motivación es la simple satisfacción que le trae el hacerlo. También, tiene que ver con contagiar a otras personas de cierto gusto y curiosidad por el teatro. No trata de cambiar al mundo pero sí de compartir con otras personas su mundo.Por último, uno de sus objetivos y motivación dentro de esta carrera es ser sobresaliente, sin que sobresalir signifique excluir a otras personas.

Cuando le pregunto sobre cómo surgió en ella el gusto y curiosidad por el teatro me cuenta que en realidad no empezó a conocer el teatro hasta que se quedó en la Escuela Nacional de Arte Teatral (ENAT) en el Centro Nacional de las Artes. La primera vez que fue al teatro estaba en el primer año de la carrera. La obra que vio fue “Los sueños de Paco”, que le hizo confirmar sus ganas de dedicarse a esto. La obra la dirigió Carlos Corona, con quien más ha trabajado desde que salió de la escuela y a quien le tiene mucho cariño.

Sin embargo, su gusto y curiosidad siempre estuvieron ahí, desde niña. Valeria Fabbri era de esas niñas “que le echaba un buen de ganas y se ponía bien intensa en las obritas de la primaria, actuaba, dirigía y toda la cosa”. Además, muchos en su familia son músicos lo que hizo que desde muy pequeña tuviera contacto con el escenario a través de la música y el canto.

La actuación siempre llamó su atención. “Me acuerdo que  cuando veía de pronto las novelas infantiles mexicanas me molestaba.  “Como que están muy falsos, los niños” Pensaba. Siempre me imaginé que eran los hijos de los mismos que estaban en la producción, o algo así, y eso me “ardía” ”, comenta.

Explorar la dramaturgia no fue por azar fue por decisión. Antes de escribir HOY SE MURIÓ MI TORTUGA, obra que presenta en el Teatro La Capilla los sábados a las 12:30pm hasta el 17 de diciembre, Valeria ya llevaba unos meses con la curiosidad y la intensión de escribir una obra, pero a la fuerza no le salía nada.

“Tampoco quiero decir que es sólo cosa de que te llegue la inspiración, creo que uno tiene que tener cierta determinación para llevar a cabo sus metas.Disfruté muchísimo el proceso de escribir, de probar mi texto con otras personas, de corregir, afinar y definir. Sé que es el primero de muchos.”, me comparte. La obra la empezó a escribir el día que realmente se le murió su tortuga. No tenía idea de qué iba a tratar, simplemente decidIó que se iba a llamar “Hoy se murió mi tortuga”.

Para Valeria, escribirla fue un proceso interesante. “Cada vez que avanzaba una tanto más, organizaba una lectura con los actores para escucharla y darme cuenta de cómo estaba pasando la información. También, una vez que terminé de escribirla, en tres reuniones distintas con amigos y familia, se las leí. Me emocioné de ver sus reacciones, notarlos contentos y recibir lindos comentarios. Fueron como una especie de sensor para detectar si la obra iba a funcionar o no.”

La obra la estrenaron en el Festival Internacional de Teatro Universitario organizados por la UNAM. Después de esa función que se dio la oportunidad de presentarla con una pequeña temporada a el Teatro La Capilla.

“La Capilla nos ha recibido de una manera muy atenta y estamos contentos con poder presentarnos en ese espacio tan emblemático del teatro mexicano independiente y  contemporáneo.”

Sobre sus planes para su compañía Me dijo, le dijo, le dije agrega: “Primero. queremos que HOY SE MURIÓ MI TORTUGA empiece a sonar un poco más dentro del círculo teatral. Honestamente estamos contentos con este primer proyecto. Nos  sentimos orgullosos y creemos que es algo que puede gustarle a muchos. Estamos enfocados ahorita en que esta obra tenga buena, bonita  y larga vida.

Los objetivos y planes que tenemos con  nuestra nueva compañía es generarnos proyectos propios desde la elaboración del texto hasta la tercera llamada. Sin jerarquías. Todo a nivel horizontal.

Ya está escrito el siguiente texto, por uno de mis compañeros. Texto que por cierto no he leído. “